¿Quiénes somos?
¿Cómo funciona?
Documentación necesaria
Precio y forma de pago
Mutuo acuerdo: ventajas
Convenio regulador
Untitled Document

Preguntas
Más
Frecuentes

En este apartado hemos incluido una selección de las preguntas más frecuentes, relativas a separaciones o divorcios "DE MUTUO ACUERDO", que nos han ido formulando todos aquellos clientes que han contactado con nosotros a través de ésta página.

Os queremos recordar que la información o asesoramiento que os ofrecemos a través de esta página, está basada no sólo en argumentos legales, sino también en la experiencia obtenida a través de los numerosos asuntos que tratamos relativos al Derecho de Familia, pero todo ello sin perjuicio de que pueda existir otra opinión mejor fundada en Derecho.

Índice

  1. ¿Una vez contraído matrimonio, cuánto tiempo he de esperar para poder separarme legalmente?

  2. ¿En una separación de mutuo acuerdo, tiene que existir un motivo determinado para poder separarse legalmente?

  3. ¿Si no tenemos hijos, es necesario también realizar un Convenio Regulador?

  4. ¿Puede el padre o la madre que se queda con la custodia de los niños, renunciar, dentro del Convenio Regulador, a la pensión de alimentos de los hijos?

  5. Cuando los hijos cumplen la mayoría de edad, ¿puedo dejar de pagar la pensión de alimentos?

  6. Si mi hijo empieza a trabajar a los 18 años, ¿puedo sin más dejar de pasarle la pensión?

  7. ¿La madre es siempre quien se queda con la guarda y custodia de los hijos menores?

  8. ¿Qué cantidad hemos de fijar como pensión de alimentos?

  9. ¿Qué ocurre si uno de los cónyuges no ratifica el Convenio Regulador en el Juzgado?

  10. ¿Es necesario liquidar la Sociedad de Gananciales antes de separarse?

  11. ¿Si sólo tenemos una vivienda en común, quién se queda a vivir en la misma cuando nos separemos?

  12. Si tenemos problemas en relación al cumplimiento del Convenio Regulador, ¿podemos acudir al mismo abogado que nos llevó la separación?

  13. ¿Qué ocurre si el padre no paga la pensión de los hijos?

  14. Si la vivienda la compré estando soltero, y es mi mujer quien se queda con la guarda y custodia de los hijos, ¿puedo vender la casa cuando me separe?

  15. Si estamos pagando hipoteca sobre la vivienda familiar, ¿tenemos que continuar pagando la misma los dos, aunque la disfrute uno sólo?

  1. Una vez contraído matrimonio, ¿cuánto tiempo he de esperar para poder separarme legalmente? A raíz de la entrada en vigor de la Ley 15/2005 que ha modificado el Código Civil, tanto si la separación o Divorcio son de mutuo acuerdo o contenciosa, únicamente hemos de esperar TRES MESES desde el día de la boda, para cursar la demanda. El código civil contempla también la posibilidad, en los supuestos contenciosos, de que uno de los cónyuges pueda solicitar la Separación o Divorcio, sin esperar los citados tres meses, en el caso de que se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los de hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.

    Volver

  2. ¿En una separación de mutuo acuerdo, tiene que existir un motivo determinado para poder separarse legalmente? No. El código Civil es claro en su nueva redacción dada por la ley 15/2005, y únicamente exige acreditar tres meses de matrimonio, sin alegar ninguna causa o motivo para justificar la Separación o Divorcio.

    Volver

  3. Si no tenemos hijos, ¿es necesario también realizar un Convenio Regulador? Sí. Siempre hay que aportar el Convenio junto con la demanda. Incluso cuando se solicita el Divorcio, y exista ya un Convenio de la Separación, es necesario redactar uno nuevo.

    Volver

  4. ¿Puede el padre o la madre que se queda con la custodia de los niños, renunciar, dentro del Convenio Regulador, a la pensión de alimentos de los hijos? No. La ley, cuando existen hijos menores, obliga a que el Ministerio Fiscal comparezca en el procedimiento de separación/Divorcio, para garantizar los derechos de los menores. Y en ese caso, la pensión de alimentos es un Derecho de los hijos del cual no pueden disponer los padres. Por ello, salvo casos muy extremos, en los que se acredite la imposibilidad del progenitor no custodio, de abonar la pensión de alimentos, siempre hemos de fijar una cuantía en dicho concepto. Incluso, hay casos en los que el padre no tiene ingresos, y el Juzgado ha fijado una obligación de alimentos, mínima, pero la ha señalado. En la práctica, normalmente quien se queda a vivir con sus hijos, es quien controla el pago de la pensión de alimentos. De tal manera, que si no reclama, aunque el otro no pague, el Juzgado no lo hace tampoco, salvo que tenga conocimiento de dicha circunstancia.

    Volver

  5. Cuando los hijos cumplen la mayoría de edad, ¿puedo dejar de pagar la pensión de alimentos? No. La Ley indica que el pago se hará hasta que el menor se encuentre en disposición de ejercer una profesión u oficio, términos bastantes subjetivos, que permiten que en unos casos pueda suprimirse la pensión a los 18 años, y en otros a los 25 ó 26, si el hijo no ha terminado su formación académica hasta dicha edad. No obstante, habrá que analizar cada caso por separado.

    Volver

  6. Si mi hijo empieza a trabajar a los 18 años, ¿puedo sin más dejar de pasarle la pensión? No. Para eliminar el pago de la pensión, tengo que instar un nuevo procedimiento judicial de modificación de medidas, para que sea el Juez, en una resolución, quien deje sin efecto el pago de la pensión. Ojo, hasta que no exista una resolución judicial que expresamente deje sin efecto la pensión de alimentos, el derecho del hijo sigue existiendo, aunque trabaje. Otro problema será si la extinción del derecho puede o no retrotraerse al momento en el que el menor comenzó a trabajar. Nuestra opinión, por lógica es que sí. Pero en la práctica, los Juzgados no estiman a veces la retroactividad por la dicultad que tiene para los hijos devolver un dinero que ya han gastado. No obstante, existen sentencias que en el caso de ejecutar una Sentencia para reclamar las pensiones no pagadas, estiman la oposición del demandado que alega que el hijo ya tiene ingresos, y por tanto, sin modificar las medidas, consigue el demandado no pagar la pensión.

    Volver

  7. ¿La madre es siempre quien se queda con la guarda y custodia de los hijos menores? No necesariamente. En una separación o Divorcio de mutuo acuerdo, los padres son los que deciden este extremo, aunque habrá de tenerse en cuenta la opinión de los hijos, sobre todo cuando estos superen los 12 años de edad. Incluso la nueva Ley 15/2005 ya establece de forma expresa la posibilidad de una custodia compartida. Sin embargo, si ambos progenitores quieren la guarda y custodia de los hijos, en la práctica es el padre, normalmente, quien parte con una gran desventaja. Esperemos que la nueva Ley que ha entrado en vigor el pasado día 10 de Julio de 2005, permita una situación más igualitaria en este sentido, siempre y cuando la decisión final del juez redunde en el beneficio de los menores. Importante es destacar que siempre, en cualquier decisión de los padres o del Juzagdo, ha de primar el principio favor filii (el interés del menor) por encima de cualquier otro interés de los padres.

    Volver

  8. ¿Qué cantidad hemos de fijar como pensión de alimentos? En una separación o Divorcio de mutuo acuerdo, pondremos aquella cifra que entendamos sea suficiente para cubrir las necesidades mínimas de los hijos, teniendo en cuenta que el progenitor que se quede con la custodia, también tiene la obligación de pagar alimentos, aunque éstos, pueden computarse también con el trabajo. Es decir, que el progenitor que tiene a los hijos y les dedica su tiempo, también está contribuyendo al pago de sus alimentos. No obstante, os recuerdo que en el apartado de esta web, dedicado al Convenio Regulador, se incluyó un cuadro orientativo, elaborado por la Audiencia Provincial de Madrid, de las pensiones alimenticias fijadas por los Juzgados, en función de los ingresos y del número de hijos. El cuadro es antíguo, pero es meramente orientativo. Hay quien habla de que el padre o madre, deberá destinar entre un 25 ó 30 % de sus ingresos para los alimentos de los menores. Pero legalmente no es así, y en la práctica sólo se exige que la pensión a abonar sea un equilibrio entre las necesidades de los menores, y la capacidad económica del progenitor que viene obligado a su pago.

    Volver

  9. ¿Qué ocurre si uno de los cónyuges no ratifica el Convenio Regulador en el Juzgado? Que se entendería que desiste de su petición inicial y se procedería al archivo del expediente, debiéndose así iniciar todo el trámite de nuevo.

    Volver

  10. ¿Es necesario liquidar la Sociedad de Gananciales antes de separarse? No. Obviamente, lo mejor es que de común acuerdo, se proceda a la liquidación de los bienes, para lo cual, si existen bienes inmuebles (pisos, tierras, etc), lo mejor es acudir antes de la separación al Notario y efectuar una escritura de liquidación y separación de bienes. Sin embargo, se puede hacer también después de la separación, siendo aconsejable hacerlo de común acuerdo, acudiendo para ello al Notario. Si los bienes en común consisten únicamente en dinero y bienes muebles, podrán repartirse de mutuo acuerdo sin necesidad de hacerlo constar en ningún lado. Aunque lo mejor es hacer un pequeño inventario donde consten los bienes y el reparto. También podemos realizar la liquidación de la Sociedad en el Convenio Regulador, aunque dicho trámite supondrá un evidente aumento de precio en la tramitación de la separación, en función de los bienes del matrimonio, pero supondrá un gran ahorro en relación a los gastos que lleva dicha partición ante Notario.

    Volver

  11. Si sólo tenemos una vivienda en común, ¿quién se queda a vivir en la misma cuando nos separemos? La ley dice que el uso y disfrute de la vivienda se otorgará al cónyuge que se quede con la custodia de los hijos, para garantizar así que los menores continúen en el hogar familiar. En ese caso, no puede obligarse al cónyuge que tenga la custodia a proceder a la venta de la vivienda, por lo que la liquidación de la Sociedad de Gananciales (o por lo menos de la vivienda familiar) deberá practicarse una vez los hijos tengan independencia económica, salvo que se haga de común acuerdo.

    Volver

  12. Si tenemos problemas en relación al cumplimiento del Convenio Regulador, ¿podemos acudir al mismo abogado que nos llevó la separación? No. Si el Abogado y Procurador representaron al matrimonio, no pueden después, en el mismo asunto, actuar contra las personas que fueron sus clientes. Nos referimos a la actuación judicial, claro, pues perfectamente se le puede llamar para intentar mediar en el conflicto. Pero nunca podrá interponer una demanda contra el otro cónyuge que también fue su cliente en el mismo asunto. Es una cuestión ética.

    Volver

  13. ¿Qué ocurre si el padre no paga la pensión de los hijos? Dos cosas. Primero, la madre puede reclamar judicialmente dicha cantidad, iniciándose así un procedimiento ejecutivo con embargo de bienes, destacando, en este sentido, que ante una deuda de alimentos, no existe una cantidad mínima inembargable. Segundo, que el padre que adeuda más de dos meses seguidos, o cuatro alternos, incurre en un delito de abandono de familia, que se persigue penalmente, con penas de prisión o multa.

    Volver

  14. Si la vivienda la compré estando soltero, y es mi mujer quien se queda con la guarda y custodia de los hijos, ¿puedo vender la casa cuando me separe? Depende. Si el acuerdo del matrimonio incluye la venta de la casa, no existe ningún inconveniente para hacerlo. Ahora, si acudimos a una separación contenciosa, el Juez siempre otorgará el uso y disfrute de la vivienda al progenitor que se quede con los niños, con independencia de quien sea el propietario de la vivienda familiar. Y dicha situación, se mantiene hasta que los menores alcancen la independencia económica. Hasta esa fecha, el propietario de la vivienda no podrá disponer de ella.

    Volver

  15. Si estamos pagando hipoteca sobre la vivienda familiar, ¿tenemos que continuar pagando la misma los dos, aunque la disfrute uno sólo? Insistimos, en un Mutuo Acuerdo, podemos pactar lo que queramos. De ahí la importancia de estos procedimientos. Pero si es contencioso, el juez puede imponer la carga de pagar la hipoteca al 50%, si es una obligación contraída por ambos cónyuges. Así, puede ocurrir que el padre que tiene que abandonar el domicilio, no disfrute del mismo y tenga que seguir pagando la hipoteca. En ese caso, a la hora de vender la vivienda, también sería partícipe de la revalorización de la vivienda.

    Volver